Patrimonio de Canillas de Albaida

patrimonio canillas de albaida

La Iglesia de Nuestra Señora de la Expectación se encuentra situada en la Plaza Nuestra Señora del Rosario. Fue construida entre los siglos XVI y XVII. Fue mezquita en tiempo de los árabes y después se convirtió en templo cristiano con el nombre de Parroquia de Santa María de Canillas de Albaida.

Esta iglesia que consta de planta rectangular, presenta un aspecto macizo, al que contribuye también su gran torre, que sobresale entre el casco urbano. El interior está dividido en tres naves, que antaño se prolongaría por detrás del altar mayor, con la actual sacristía, conformando un crucero y una cabecera plana. Las naves están separadas por dos parejas de pilares cuadrangulares, coronados por una madera simple, a mode de capitel. Sobre los pilares descansan arcos rebajados cuya luz se disminuyen al rellenarse estos por dos nuevos arcos de medio punto.

Mantiene la huella mudéjar al coro, además de la utilización de las armaduras de madera, con tirantes y decoración de lazo en la nave central, y de colgadizo en las laterales. El coro se levanta sobre tres arcos rebajados soportados por dos columnas de grueso éntasis y capiteles de forma troncocónica invertida. Su decoración es de estilo rococó. La portada se compone por un arco de medio punto enmarcado por alfiz. En el exterior destaca la torre, construida en ladrillo con pequeñas verdugadas de mampostería, con tres cuerpos y restos de decoración incisa de la primera época del templo. De su patrimonio mueble destaca la escultura de la Virgen de los Dolores, probablemente del siglo XVIII y una imagen de Cristo, obra en barro policromado del siglo XVII.

En la parte baja del pueblo de Canillas de Albaida se encuentra la Ermita de San Antón, la cual data del siglo XVI-XVII. La ermita es de reducidas dimensiones, cuenta solo con una nave rectangular que se cierra en armadura de madera con tirantes de lazo. Destaca en su interior el retablo de madera policromada de estilo rococó de finales del siglo XVIII. En su interior se encuentra la imagen de San Antón de la misma época y policromada. La portada se abre en arco de medio punto flanqueado por pilastras, sobre el que se dispone una pequeña hornacina, en la que se encuentra la imagen de San Antón.

El Paraje de las Cuestas se encuentra situado en el municipio de Canillas de Albaida.

En este paraje nos encontramos con dos antiguas calzadas romanas serpenteantes, La primera, desciende desde la parte baja del pueblo, mientras que la otra asciende hasta el paraje conocido como El Cerrillo. La dos calzadas se unen a través del Puente Romano, sobre el Río Turvilla. Es un camino de herradura, catalogado como vía pecuaria. Este era el antiguo camino que se seguía para llegar al municipio de Velez-Málaga. El Puente Romano se encuentra situado al sur del municipio en el Paraje de las Cuestas de Canillas de Albaida. Sobre las aguas del Río Turvilla. En el confluyen las dos Calzadas Romanas. El puente, se remonta a la época romana, aunque ha sufrido múltiples transformaciones. La bóveda originalmente de ladrillo, es ahora de sillarejo. El paramento está confeccionado con sillares a tizón. Aguas bajo el arco está resaltado por una reconstrucción que le ha dado un pequeño giro al puente, haciéndolo más vertical a la corriente y otorgándole una mayor resistencia.