La Gran Senda de Málaga (GR249)

gr249

El sentido de La Gran Senda se presenta como principal fuerza innovadora y generadora del cambio necesario que todos perseguimos. Ese cambio aparece como una invitación y llamada para conocer nuestro paraíso interior. Consistiría en un recorrido dividido en Cuerpo – Mente – Emoción a través de las diferentes etapas establecidas, vinculando un trabajo personal con el entorno medioambiental.

Etapa del CUERPO

Ubicándola en aquellas etapas donde se requiera de nuestra capacidad física y la respuesta de nuestro instrumento físico, debido al relieve y situación geográfica.

Etapa de la MENTE

Situándola en aquellas etapas donde se requiera el uso de la razón, las estrategias mentales, relacionar. En cruces de caminos que inviten a la reflexión. Despertando y vinculando procesos mentales con el entorno medio ambiental.

Etapa EMOCIONAL

Atravesando etapas, zonas y espacios naturales que nos conduzcan a bosques donde profundizar, valles, miradores… mediante el silencio para conectar con la naturaleza y la totalidad. Disfrutando de un paseo por La Gran Senda de nuestra vida, descubriendo emocionantes parajes donde florezcan y amanezcan emociones. Esta etapa representa un acompañamiento guiado a través de las reglas del sendero con la intención de conocer, contemplar y recordar nuestra verdadera naturaleza. La intención principal y final sería unificar Cuerpo, Mente y Emoción, mediante tres procesos internos comunes a todas las situaciones y acontecimientos bajo los cuales nos encontramos inmersos los seres humanos: INTENCIÓN – DECISIÓN Y RESPONSABILIDAD.

Etapa INTENCIÓN

Esta primera fase se corresponde con la etapa del Cuerpo. Representa nuestro kilómetro cero o punto de partida, el comienzo de todas las manifestaciones, un lugar tanto físico como emocional, desde donde comenzamos nuestro camino hacia el interior y el viaje por la Gran Senda. Encontraríamos señales con preguntas “¿Qué necesita tu cuerpo en este momento?”, “¿Cuál es nuestra verdadera intención?”, “¿Para qué vamos a realizar este camino?”, “¿Cuál es nuestro sentido e intención?”. Tratando de Re-conocer nuestra verdad.

Etapa DECISIÓN

Esta fase de especial importancia corresponde a la etapa de la Mente. Es un recorrido donde la toma de decisiones al cien por cien de compromiso te va a acompañar. Un sendero donde es necesario crear una diferencia, unido a un aprendizaje. Una senda donde intención y decisión forjan un sistema completo, invisible e indivisible. Esta etapa estaría repleta de espacios, señales, árboles que regalen mensajes, imágenes y símbolos que puedan ayudar a DECIDIR. Para cambiar aquellos pensamientos que nos limitan y potenciar los que nos impulsan, para encontrar la salida de aquella situación que aparentemente vemos como imposible.

Etapa RESPONSABILIDAD

Esta última fase representa la etapa más Emocional. Una senda cuyo recorrido se realizaría en silencio para escuchar el diálogo interior invitándonos a esa conexión, que nos permite unificar y alcanzar la tranquilidad. Esta etapa silencioso estaría señalizada desde su comienzo hasta el final, con lugares que aporten paz, árboles centenarios, sabios y sagrados para descansar… Al final de La Gran Senda, reflexionar acerca de cuál ha sido tu parte de responsabilidad en las situaciones vividas, cuál ha sido tu contribución para llegar hasta el final, así como cuáles han sido tus mecanismos para superarte física, mental y emocionalmente. Con la intención de implantar el éxito, la tranquilidad y la realización personal como estilo de vida.

Lo que se pretende es ofrecer una propuesta integral realizando un proceso de cambio personal en el que se integre nuestro cuerpo, nuestra mente y las emociones que sentimos en un escenario único, disfrutando de un recorrido espectacular. La Gran Senda constituye una puesta en marcha y un nuevo comienzo desde un nuevo nacimiento en muchos aspectos de nuestra vida. Representa unaapertura de nuestra mente que repercutirá de forma positiva y una mejora continua desarrollando capacidades físicas, habilidades mentales y gestiones emocionales que se traducen en un despliegue de opciones, actitudes y aptitudes que serán transferidas a las diferentes áreas. La Gran Senda de Málaga constituye un recorrido circular con infinidad de posibilidades, recursos y herramientas para potenciar tu actividad que permiten ampliar los horizontes creactivos y nuestra visión, realizando un viaje que puede significar un giro de 360 grados. Málaga está esperando ser abrazada, realizando un viaje hacia nuestro interior para caminar con sentido y DECIDIR.